El Parlamento Europeo también recorta a los bancos

El Parlamento Europeo de Estrasburgo aprobó el pasado 16 de abril una serie de medidas urgentes para controlar y limitar los bonos bancarios de los directores y miembros de las juntas directivas bancos y cajas.  En consecuencia, muchos bancos deberán “redoblar esfuerzos” de forma inmediata para reestructurar sus balances o los mercados les seguirán dando la espalda.

A los banqueros también le ha llegado su turno. Foto: Juan Pablo Torrents-Faura
A los banqueros también les ha llegado su turno. Foto: Juan Pablo Torrents-Faura

(Juan Pablo Torrents-Faura, Estrasburgo)

Durante las sesiones del pasado martes 16 de abril, El Parlamento Europeo dio luz verde a una nueva legislación que fija límites a las remuneraciones obtenidas por los banqueros e impone unos requisitos de capital más exigentes a las entidades bancarias con el propósito de facilitar el flujo del crédito a la economía real y reforzar al sector ante futuras crisis. La nueva legislación ha sido acordada por el Parlamento y el Consejo y se aplicará a partir del 1 de enero del año que viene. La reforma, que está integrada por una directiva que rige el acceso a la actividad bancaria y fue aprobada por 608 votos a favor, 33 en contra y 67 abstenciones, tiene por objetivo reforzar la resistencia del sector ante cualquier crisis que pueda desencadenarse en el futuro.

El ponente de esta legislación, el eurodiputado austríaco Othmar Karas (Partido Popular Europeo, PPE), declaró en el debate previo al voto que “este nuevo paquete legislativo constituye la regulación bancaria más ambiciosa de la UE hasta el momento. Las nuevas normas, que se aplicarán a 8.200 bancos, representan los cimientos sobre los que debe construirse la unión bancaria. El mecanismo de supervisión bancaria será el techo. Como legisladores, no regulamos el nivel de los salarios. Las normas sobre las primas a los banqueros garantizarán justicia y transparencia y contribuirán a cambiar la cultura bancaria”.

Los eurodiputados en el debate con los periodistas. Foto: Servicio de Prensa del Parlamento Europeo
Los eurodiputados Plumley, Karas y Lamberts en el debate con los periodistas. Foto: Servicio de Prensa del Parlamento Europeo

Para Othmar Karas (PPE), ponente de la nueva ley, “este nuevo paquete legislativo constituye la regulación bancaria más ambiciosa de la UE hasta el momento”.

Regulación en las Primas a los banqueros

El paquete legislativo establece que las primas anuales de los banqueros, es decir, la parte de sus remuneraciones que es variable y ligada al logro de objetivos, no pueden superar el salario fijo anual. Sin embargo, pueden llegar a duplicarlo si al menos un 66 % de los accionistas que tengan al menos la mitad de las acciones así lo aceptan (o un 75% de los votos si no existe quórum). El objetivo de estas medidas es evitar la asunción de riesgos especulativos excesivos. Hasta el momento no existía ningún límite a estas primas.

Los bancos de la UE deberán dotarse con reservas de capital más elevadas, que ejercerán de colchón financiero para hacer frente a la devolución de depósitos y al pago de deudas. Las entidades estarán obligadas a guardar un 8% de capital de calidad, del que más de la mitad tendrá que ser del máximo nivel de calidad y mínimo de riesgo (el doble del porcentaje actual). Este capital tiene que ser líquido, es decir, debe poder pasarse a metálico para pagar a ahorradores y acreedores en caso de necesidad. Si no se llega a este 8% de capital, la ley obligará al banco a “desaparecer” como medida preventiva, declaró a los medios Andreas Reinhhardt, secretario de la comisión del Parlamento Europeo de asuntos económicos y monetarios, poco después de aprobarse la nueva norma.

Así, desde ahora hasta el año 2015, los bancos deberán publicar el coeficiente de sus activos y también estarán obligados a mantener un “colchón de conservación de capital” que absorba las pérdidas, así como un “colchón de capital anticíclico” con el fin de garantizar que en tiempos de “vacas gordas” acumulen suficientes fondos que les permitan proveer crédito de forma estable en los periodos de crisis. Des del próximo año estas cifras tendrán que ser comunicadas a la Comisión Europea y se publicarán a partir de 2015.

Las nuevas normas tendrán que recibir ahora el visto bueno formal del Consejo de Ministros y se aplicarán a partir de enero del próximo año. Este paquete legislativo transpone al derecho comunitario un conjunto de normas internacionales sobre capital bancario, conocidas como Basilea III, acordadas en el G20.

Los 3 eurodiputados españoles en el encuentro con periodistas venidos de Barcelona y Madrid. Foto: J. P. T. F.
Los 3 eurodiputados españoles en el encuentro con periodistas venidos de Barcelona y Madrid. Foto: J. P. T. F.

Debate con los europarlamentarios

Poco después de aprobarse las nuevas leyes de transparencia y regulación de los bancos, varios periodistas tuvimos un encuentro con algunos eurodiputados de distintas tendencias políticas que nos dieron su parecer sobre el nuevo plan aprobado. Othmar Karas, impulsor de la nueva ley, explicó que se están tomando medidas para que la crisis que estamos padeciendo, no se vuelva a repetir en un futuro porque se está apostando por una unión monetaria y fiscal con medidas como la flexibilización y limitación de las funciones directivas por persona y con un claro apoyo a la PYME y a la descentralización, creándose las bases para una unión bancaria.

Para Udo Bullmann, (eurodiputado alemán del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas, S&D), era urgente reparar un sistema que ya no funcionaba, ya que no se podía seguir encareciendo el crédito a las PYMES.

Por otra parte, Philippe Lamberts (del Grupo de los Ecologistas Europeos),  defendía que se ha conseguido que haya una transparencia de las primas,  a lo que respondió la eurodiputada británica Vicky Ford (del Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos, ECR) justificando la abstención de su grupo parlamentario porque cree que no son unas normas con una misma reglamentación para todos.

Respecto al punto de vista de los eurodiputados españoles; Antolín Sánchez-Presedo (del Grupo de los Socialistas y Demócratas Europeos S&D), cree que lo importante es crear una cultura diferente donde lo primero que prime sea el dinero. Para Ramon Tremosa (Convergència Democràtica, del grupo de los Liberales Europeos), desde un prisma quizás más realista, aprobaba las nuevas medidas “porque son de sentido común” y resaltaba que el paro que padecemos se debe en gran parte al cierre diario de PYMES que desaparecen por falta de crédito, y  que son claves para volver a crecer. Finalmente, Pablo Zalba, (PPE) desde una posición más optimista, remarcó que se empiezan a ver señales de recuperación poniendo como ejemplo que el Estado Español ha aumentado sus exportaciones en el último año en un 37 %. Los tres coincidieron en que no solo se legisla para salir de la crisis, sino para evitar que se vuelva a evitar en el futuro.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s