Pepe Mediavilla, alter ego de Morgan Freeman

“El actor de doblaje nace, pero luego se tiene que hacer”

Pepe 2

Por Pepe Mediavilla, quizás mucha gente no sepa de quién estamos hablando. Pero si decimos que es la persona que dobla la voz del famoso actor Morgan Freeman, la cosa cambia. Pepe nació en Barcelona en 1940 y lleva más de 50 años en este mundillo, desde 1957, nada más y nada menos. Empezó en Radio Barcelona colaborando con recordados y célebre locutores de radio como Salvador Escamilla. Sus 2 hijos han seguido sus mismos pasos. Su hija Núria es actualmente, una reconocida locutora publicitaria y actriz de doblaje que interpreta la voz de actrices como Cameron Díaz y Angelina Jolie.

Actualmente sigue en activo doblando al célebre Freeman y también su voz se presta ocasionalmente en algún spot publicitario de TV. Una de sus grandes aficiones es la poesía, que interpreta de modo soberbio con su marcado y característico timbre.


Pepe, ¿cómo te iniciastes en el mundo de la locución y el doblaje?

Hacia el año 1957, me presenté a una prueba en una emisora de radio importante de Barcelona que solicitaban actores para su cuadro escénico, me presenté y me aceptaron. Allí estuve hasta que en 1963, un actor importante de doblaje, Luis Posada Mendoza, me proporcionó una prueba en una empresa de Barcelona, La Voz de España. Me presenté y también me aprobaron. A la semana siguiente empecé a doblar, papeles muy cortos y sin relevancia, pero con toda mi ilusión fui esforzándome y aprendiendo de los grandes maestros de aquella época, que fueron en realidad quienes me enseñaron a doblar. Han pasado cincuenta años y han valido la pena. He trabajado mucho, ¡llevo dobladas unas 2.700 películas! Para dedicarme exclusivamente al doblaje lo dejé todo, con el riesgo que tenía hacerlo sin ser nadie, pero repito que mis compañeros y amigos me apoyaron al ver mis ganas y mi ilusión y a ellos debo agradecerles estar donde estoy. Sin ellos, no habría sido nada.

¿Cuál fue la primera película que doblaste? Qué recuerdos tienes de ella?

No recuerdo el título, porque mi personaje decía una o dos frases. Lo que si recuerdo es la prueba. Llegué al estudio sin saber que era el doblaje y sin haber estado en una sala nunca y sin conocer a las grandes voces, solo de escucharlas. Recuerdo que antes de la prueba estaba en el atril el gran actor de doblaje Rogelio Hernández, doblando un take, y me dijeron que me fijara, porque luego tendría que hacerlo yo. Yo estaba temblando. Pero muy atendo me aprendí el diálogo mentalmente y cuando Rogelio terminó, me tocó el turno. Me llené de valor y dije el texto. A la semana siguiente, empecé mi primer doblaje. Como he dicho antes, solamente dos o tres frases, pero me pareció El Quijote entero. Salí de allí tan contento, que decidí dejarlo todo por el doblaje.

El actor de doblaje, ¿nace o se hace?

El actor de doblaje nace, pero luego se tiene que hacer. Debe tener una ilusión enorme y no importarle los malos momentos, que también hay. Por otra parte, no debe creerse nunca una gran figura, no debe importarle hacer papeles secundarios durante años, que son de los que más aprendes, porque son los más difíciles. Debe amar su profesión, porque del amor hacia lo que realizas sale lo que llevas dentro, y si sabes aprovecharlo, tienes éxito seguro. Debe tratar de aprender de todos y cada uno de sus compañeros, pues cada uno interpreta de una forma diferente. Un poco de éste y un poco del otro, de esta forma se aprenden los tonos adecuados en los momentos precisos. Nada es fácil, sobre todo hacerlo bien. A mi todavía me resulta muy difícil y cada día trato de seguir aprendiendo de mis nuevos compañeros.

Cuéntanos qué actores, los más relevantes, has doblado hasta el momento.

De España, solamente he doblado como actor relevante a Paco Rabal en tres películas. Los actores extranjeros son innumerables. Casi todos secundarios, pequeños, grandes y enormes. Por decir algunos: Morgan Freeman en casi todas sus películas, Ian Makellen (Gandalf), y muchos otros de los que no sé escribir sus nombres. Me cuesta recordarlos, por que son tantos que mi memoria ya no los retiene. Eso sí, suelo doblar a actores de estatura robusta, principalmente negros, policías rudos, abuelos…

¿Hasta qué punto el doblaje era (y es) un coto cerrado? ¿Trabajabas solo si te dejaban trabajar?

El doblaje, puedo certificarlo, nunca ha sido un coto cerrado, ni una mafia, como se ha dicho. Todos los que han conseguido entrar, lo han hecho después de superar una prueba, dura quizás, pero una prueba al fin y al cabo. Luego, en muchos casos, ha sucedido que tras superar la prueba, no han tenido paciencia suficiente para esperar su oportunidad. Los repartos los hacen los directores y éstos, como han visto la película y conocen las voces que necesitan, saben escoger al actor ideal. No voy a decir que en alguna ocasión no se equivoquen, pero adrede no. El director no se “casa” con nadie.

durante una sesión de doblaje
durante una sesión de doblaje

¿Cómo ha evolucionado en estos 50 años de profesión la labor del actor de doblaje?

Yo diría que ha evolucionado mucho. Técnicamente, el cambio ha sido muy grande, la maquinaria, las mezclas. De trabajar en el atril tres o cuatro actores/actrices con solo un micro, y arreglártelas para entrar en el momento que te tocaba hablar y que además se entendiera bien el dialogo, hasta la actualidad en que cada actor/actriz, va en una banda de sonido aparte y graba solo. Para mi, hemos perdido el calor del atril en los diálogos. Ahora hay que estar mucho más atento para que el diálogo entre los que graban en banda aparte, coincidan de sentido, tono, volumen, etc. Antes, todo era más sencillo. Ahora, lo encuentro mas difícil. Al final, la experiencia manda y todo sale bien. Años atrás existían actores/actrices muy buenos. Ahora también. Pero si no existieran tantas prisas y no se hablara tan rápido, iríamos mejor. Hoy puede suceder que a muchos actores no se les entiendan los finales de algunas frases y esto molesta, porque te puedes perder algo importante de la película. Antes era obligatorio que se entendieran perfectamente los dialogos, también se timbraba mejor, sin necesidad de levantar el volumen de voz.

¿Coleccionas anécdotas?

Recuerdo una: yo acostumbraba a ir a una cafetería situada en la Plaza Cataluña de Barcelona. Allí, por las tardes, se reunían todos los actores/actrices de teatro, cine, radio y doblaje. Un día, estando yo allí, entró Felipe Peña, una de las glorias de aquella época, como director y como actor. Me acerqué, muy sumiso porque hacía poco tiempo que trabajaba, y le pregunté lo clásico del aprendiz al maestro: “Sr. Peña -le dije- me gustaría que me dijera como estoy realizando mi trabajo”, a lo que me contestó: “Sr. Mediavilla, usted nunca doblará a un protagonista, pero por su ilusión, ganas y timbre de voz, se inchará a doblar películas”. Tenía toda la razón del mundo.

Morgan_Freeman

¿Qué supone para tí, doblar a un actor como Morgan Freeman?

Tuve la suerte de que un día me lo propusieron y, a partir de entonces, le he interpretado en casi todas sus películas. Dicen que mi voz le va perfectamente a su cara, a su forma de actuar. Eso, con el tiempo, se adquiere fijándote en él. Para mi, es uno de los mejores actores que hay en la actualidad. Tiene el reconocimiento de todo el mundo y nadie olvida su nombre. Es un orgullo enorme para mi poder doblar su voz. Sin conocerle personalmente, le tengo un gran cariño y respeto. Además, he aprendido mucho de él y gracias a él mi carrera ha dado un salto enorme. Siempre se lo agradeceré, le llegue a conocer un día o no. Le admiro, le quiero y le respeto muchísimo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s