Comunicación corporativa (¿Por qué invertir?)

business-1049272_1920

Desde que empezó la crisis en España, hace ya siete u ocho años, es sabido que muchas empresas han recortado o han suprimido directamente su presupuesto en publicidad, márketing y, en muchos casos, en comunicación corporativa.

En Catalunya, entidades como la Asociación de Directivos de Comunicación o el Col·legi de Periodistes de Catalunya, llevan tiempo defendiendo la necesidad de tener a un profesional o a un equipo de profesionales que dirijan la comunicación de una empresa, ya sea externa o internamente. Las consecuencias de no contar con este tipo de profesionales quizás no se notan a medio plazo, pero un buen gestor de comunicación puede ahorrarle a un empresario muchos quebraderos de cabeza ante situaciones inesperadas o no deseadas, como la pérdida de clientes o la disminución de facturación. Un caso claro lo hemos visto recientemente con la marca embotelladora de agua para oficinas Edén donde, seguramente, el departamento de comunicación de la empresa ha tenido que trabajar duro para paliar los efectos del caso del manantial contaminado de Font d’Arinsal, en Andorra.

“un buen gestor de comunicación puede ahorrarle a un empresario muchos quebraderos de cabeza”

Las empresas deben entender porqué es necesario invertir en comunicación. Un gestor de comunicación para una empresa puede mejorar o aumentar su imagen y visibilidad, tanto a nivel offline como online: ¿cómo? Para empezar, gestionando la relación de la empresa o institución con los medios de comunicación, a través de notas o comunicados de prensa, planificando con antelación una estrategia de comunicación de crisis cuando la marca esté teniendo un eco mediático negativo, confeccionando un dossier de prensa para periodistas especializados que quieran más información específica de la entidad, o también gestionando entrevistas y artículos en medios, para dar a conocer a directivos o trabajadores de la compañía. Hoy casi nadie duda que la gestión y reputación online de una compañía en la redes sociales no es clave, sino fundamental. Una mala reputación online puede ser demoledora en muy poco tiempo si no se dispone de un community manager que vele por la imagen en internet.

El empresario, desde el pequeño emprendedor, pasando por las pymes, hasta el family office, debe ser consciente del valor que un gestor o profesional de la comunicación puede aportar a su negocio.

Artículo de opinión publicado en la edición impresa del periódico Expansión (edición Catalunya) con el títuloComunicación corporativa.

Anuncios

A la recerca d’un reconeixement públic de l’alcalde Josep Vergés

Con este post quiero hacer balance de los 5 años que llevo intentando que el Ayuntamiento de Badalona () haga un reconocimiento público a mi bisabuelo paterno Josep Vergés de Vallmajor, alcalde de la ciudad de Badalona desde abril de 1910 hasta el 1 de enero de 1912.

Josep Vergés i Vallmajor, hacia 1910 (foto Cor de Marina de Badalona)
Josep Vergés de Vallmajor, hacia 1910 (foto, Cor de Marina de Badalona)

Todo empezó en abril de 2009, cuando presenté un escrito a través del registro oficial del Ayuntamiento de Badalona (por entonces gobernado por el PSC, @PSC_Badalona) reclamando un reconocimiento público a mi bisabuelo y solicitando que se le dedicara una plaza, una calle o un edificio público con su nombre. ¿Motivos? Sobran, pues fue un alcalde “accidental” querido por todas las capas sociales de Badalona. En el archivo del Museu de Badalona se pueden encontrar diarios de la época como Sol Ixent o l’Eco de Badalona hablando de Josep Vergés como una persona cercana y apreciada, creando una caja de ahorros para la vejez, organizando actos benéficos para recaptar fondos destinados a las familias de los marineros fallecidos en el temporal marítimo de 1911, o la crónica del día de su despedida como alcalde.

Sol Ixent

Sol Ixent . Naufragi febrer 1911
Sol Ixent. Sobre el naufragio de febrero de 1911

 

 

 

 

 

 

 

Eco de Badalona. Donativo particular de Josep Vergés
Eco de Badalona. Donativo particular de Josep Vergés
Sol Ixent. Despedida del Alcalde. 1 de gener de 1912
Sol Ixent. Despedida del alcalde Vergés, en el pleno del 1 de enero de 1912

 

 

 

Los medios de comunicación hablan sobre la figura de Josep Vergés de Vallmajor 

1. Badaweb. Abril 2010

http://www.badaweb.com/noticies/noticia.php?id=22932

2. Televisió Badalona. Mayo 2010

http://www.youtube.com/watch?v=yLpEjBMA8Ds

3. Tot Badalona. (@Totbadalona) Marzo 2011

4. El PuntAvui(@elpuntavui) Julio 2011

El Punt Avui

5. Badanotis. (@BDNOTIS) Octubre 2012

http://badanotis.com/noticia.php?n=4882

6. Televisió Badalona. (@bdncom) Marzo 2015 (a partir del min. 14:10)

http://tvbadalona.xiptv.cat/noticiesteleb/capitol/3-de-marc-de-2015

7. Ràdio Ciutat de Badalona. Marzo 2015 (a partir del min. 30)

http://enacast.com/iframe/87298

 

Y obviamente en mi blog

https://jptorrents.wordpress.com/tag/badalona/

Donativo que un grupo de universitarios entregaron al alcalde Vergés , a favor de las familias de los marineros fallecidos durante el temporal en la costa de Badalona en febrero de 1911
Donativo que entregaron al alcalde Vergés, un grupo de estudiantes a favor de las familias de los marineros fallecidos en el temporal marítimo de Badalona en febrero de 1911. (Exposición sobre el naufragio de los marineros en 2012).

Hablamos con la veterana actriz Marta May (María Jesús Mayor)

Marta May durante la entrevista en las oficinas de "Films de l'Orient" en Barcelona.
Marta May durante la entrevista en las oficinas de “Films de l’Orient” en Barcelona

Más conocida como Marta May, María Jesús Mayor nació en Santander pero pronto se fue a vivir a Madrid, donde empezó su carrera como actriz teatral y de TV. Marta, que en la actualidad reside en Madrid, tiene 3 hijas y estuvo casada con el director y productor de cine Josep Maria Forn. A final de la década de los 80, se retiró del mundo del celuloide y desde hace más de 20 años se dedica a su gran pasión: la pintura de retrato.

A continuación, podéis leer la entrevista que le hice en las oficinas de la productora “Films de l’Orient”, en Barcelona, el pasado 22 de febrero de 2013.


Marta, ¿Cuándo empezaste en el mundo del cine y el teatro?
Empecé haciendo teatro con 17 años en Madrid…Realizábamos un programa semanal en TVE que se llamaba La Tortuga Perezosa, con José Luis Coll y Emilio Laguna, durante un año, y luego ya empecé a hacer teatro en diversas compañías. Después, a principios de los 60, con Chicho Ibáñez Serrador vinimos a Barcelona a representar Aprobado en inocencia en el año 1963-64. Mi primera película fue Fuerte perdido con José María Elorrieta. Poco después conocí al productor y director de cine Iquino que me presentó a Josep Maria Forn, que nos dirigió a Antonio Iranzo y a mí para protagonizar La Piel Quemada, rodada en 1966.

Marta May en "La Piel Quemada".
Marta May en “La Piel Quemada”. (Cedida por Sandra Forn)

¿Qué recuerdas del rodaje de La Piel Quemada?
Fue una película muy querida, y a veces rodada con cámara oculta. Por ejemplo, en la escena de la estación de tren en Valencia; aprovechamos el tren que venía del sur lleno de personas que venían para trabajar en la vendimia.
Cuando rodamos en Guadix, también cogimos a personas de la población como figurantes. El que hizo de mi padre allí y que me pegó un bofetón en una escena, era el jefe de los gitanos de aquella zona. Y respecto al protagonista, Antonio Iranzo, lo recuerdo como n buen amigo y compañero, era un hombre vitalista y encantador….Fue una película muy avanzada para su época y que tuvo una respuesta muy buena del público que iba a verla al cine. Fue un film muy premiado: en el festival de cine de Valladolid de 1968, fuimos galardonados con la “Carabela de Plata”.

Después de este film, ¿cómo sigue transcurriendo tu carrera de actriz?
Pues participé en algunos proyectos de la llamada Escuela de Barcelona de cine; hacían un cine de diseño, muy avanzado a su época. Después, empecé a principios de los años 70, participando junto con Emma Cohen en la película Cabezas Cortadas, dirigida por Glauber Rocha, pero que pasó sin pena ni gloria.

¿Qué relación tuviste con el cine que se hacía en los 70 y las actrices del momento?
Pues poca, porque no me llamaron ni tampoco quise hacer el llamado “cine de destape”. He pretendido ser una actriz y no un “florero”. En cuanto actrices, tengo muy buen recuerdo de Emma Cohen, una actriz guapísima y una gran cómica. Yo ahora llevo más de 20 años retirada de este mundillo…

¿Qué diferencias ves del cine de los 60 con el de ahora, a nivel de producción y de actores?
Antes, se decía que los actores se hacían en Madrid y se consagraban en Barcelona, tanto en teatro como en cine. Barcelona siempre ha sido una ciudad puntera en cuanto a cómicos, actores, bailarines…Y a Madrid ya volvías consagrado.
En Barcelona se lucha por el cine y en Madrid parece que se promociona más porque es la capital pero a la hora de verdad hay un trabajo mucho más importante en Barcelona, que siempre ha sido más vanguardista. Madrid recibe…Y con esto no quiero decir que yo esté en contra de la capital. En Madrid llegan muchas novedades pero se levantan muy pocas cosas. En cambio aquí hay teatros, como el Teatre Poliorama, que funcionan todo el año.

¿Y en cuanto a la financiación?
Antes, en el teatro había un empresario que ponía el dinero, como la familia Balcázar. Ahora nos hemos cargado la figura del empresario y en la mayoría de casos se puede sacar algo pero de la subvención. Se ha convertido en una industria muy precaria.

¿Qué diferencias ves en los actores de hoy con los de los 60 y 70?
Los actores de ahora están preparadísimos. Antes si alguien fallaba, era tu “oportunidad”, los aspirantes se “formaban” viendo a los profesionales que hacían teatro y cine. En otros casos, quien podía permitírselo, uno se podía formar en escuelas como la escuela de actores de Fernando Espona y Julio Coll en Barcelona.

¿Cuál es el panorama del cine de hoy en Catalunya y España?
Está mal, muy mal…No se invierte en la cultura. Se ha confiado y se sigue confiando mucho en la subvención pública.

Antonio Iranzo y Marta May en "La Piel Quemada". (Cedida por Sandra Forn).
Antonio Iranzo y Marta May en “La Piel Quemada”. (Cedida por Sandra Forn).

Josep Vergés de Vallmajor: un alcalde oblidat per la història de Badalona

El meu besavi, Josep Vergés de Vallmajor. Fotografia que es troba a la seu del Cor de Marina de Badalona, del que fou soci d’honor el 1920.

Josep Vergés, un alcalde oblidat per la història

Aquest any es compleix un segle i dos anys, des de que el meu besavi va deixar de ser alcalde de la ciutat de Badalona substituint Leopold Botey Vila.
L’abril de 2009 vaig presentar una instància a l’Ajuntament de Badalona demanant que es dediqués una plaça, un carrer o un edifici públic a la memòria del besavi que, en més de 100 anys , no ha rebut mai un reconeixement públic a la seva tasca com a màxima autoritat de Badalona durant gairebé 2 anys.
El mes d’abril de 2010, Badalona Comunicació a través de TV Badalona va emetre una notícia sobre la instància que vaig presentar, a més de publicar un notícia breu a la seva revista Bétulo del mes d’agost-setembre també de 2010.

També han sortit notícies al voltant de la figura del meu besavi a diversos mitjans locals com Badanotis (http://badanotis.com/noticia.php?n=4882), o El PuntAvuihttp://www.elpuntavui.cat/noticia/article/3-politica/17-politica/439460-familiars-de-lalcalde-del-1911-demanen-que-sel-reconegui.html).

En Josep Vergés, al pati de casa seva del carrer Prim de Badalona, a mitjans dels anys 30
En Josep Vergés, al pati de casa seva del carrer Prim de Badalona, a mitjans dels anys 30 del segle XX.

Josep Vergés Vallmajor va ser un home que tal i com narren les cròniques dels diaris de l’època com Sol Ixent o l’Eco de Badalona, el descriuen com un alcalde que va cumplir sempre, de dia i de nit, i sobretot va estar durant el seu mandat al costat de les persones més necessitades: prova d’això va ser quan va constituir una caixa d’estalvis per la vellesa o la cura i el bon tracte que va tenir amb els damnificats del naufragi del febrer de 1911 on varen morir 8 mariners badalonins, o també quan s’acostava l’època de Nadal, donava bonus d’una pesseta per repartir a les persones amb menys recursos de la ciutat. Sembla estrany o si més no curiós, que sent un alcalde estimat com a batlle i com a persona per la gran majoria de badalonins de l’època, sense distinció de classe o ideologia social, encara no tingui 100 anys després cap reconeixement públic.

Juan Pablo Torrents-Faura i Vergés,

Besnét de Josep Vergés de Vallmajor, (Badalona, 1875, Sant Vicenç de Montalt, 22 de juliol de 1951). Alcalde Badalona des del 12 d’abril de 1910 fins l’1 de gener de 1912.

El meu besavi, Josep Vergés, alcalde de Badalona


Josep Vergés de Vallmajor, (Badalona, 1875-Sant Vicenç de Montalt, 1951)

Aquest 2010 fa exactament 100 anys que el meu besavi patern, Josep Vergés Vallmajor, va ser elegit alcalde de la ciutat de Badalona durant quasi 2 anys.

Com a periodista que sóc us passo l’enllaç del que ha sortit, en homenatge al meu besavi que no vaig conèixer, a la revista institucional Bétulo de l’Ajuntament de Badalona i també una notícia que va sortir a l’abril d’aquest any a Televisió de Badalona.

Revista Bétulo:
http://www.hemerotecadigital.info/pdfs/BET/2010/BET100801023.pdf