Joan Pera, un actor genuinament polifacètic

“A dia d’avui hi ha cua a les escoles de teatre per fer la inscripció”

En Joan Pera és…Joan Pera, una persona amb una veu i una expressió corporal molt característica. Pare de sis fills i avi d’uns quants néts, als seus 65 anys continua sent un reconegut actor de teatre, televisió i cinema i també actor doblatge, entre d’altres coses. Potser us soni la seva veu quan veieu una pel·lícula de Woody Allen.


Joan, ja tens 65 anys, suposo que no tens ganes de jubilar-te, o si?

Noo!! I què faria?? Si porto tota la vida damunt de l’escenari… No sabria ni per on començar, sense fer teatre. Anar a buscar els néts a l’escola? Potser sí, però tot i que em dónen molta canya, jo necessito el teatre!

Com va ser el teu debut al món del teatre?

Jo era un vailet i ja feia teatre. De fet, el primer que vaig fer van ser “Els Pastorets de Mataró”, a la Sala Cabanyes. Per mi, la veritable escola de teatre són “Els Pastorets”, un gran clàssic del teatre català, per on han passat la majoria d’actors de renom del nostre país.

Joan Pera als seus inicis com a intèrpret
Joan Pera als seus inicis com a intèrpret

Com va sorgir la teva faceta d’actor de doblatge?

Abans erem quatre els qui ens dedicavem a això. Amb l’aparició de TV3 es van començar a doblar les pel•lícules en català i, és clar necessitaven que ho fés algú: i com que en aquella època érem quatre, doncs ens van agafar per pura necessitat. Després ja va sorgir el meu gust per fer-ho i m’hi vaig quedar.

wood

Què et va semblar la teva primera trobada amb Woody Allen? Et va comentar què li semblava la teva veu quan el dobles?

És sense dubte un dels moments més emotius que m’ha regalat la professió. El dia que ens vam trobar, a l’Hotel Arts de Barcelona, va ser per petició expressa seva. Li feia gràcia conèixer-me perquè considera que tinc una manera de fer molt peculiar i semblant a la d’ell. I jo pensava, abans d’arribar a la cita: ”què li diràs, què li diràs? Si no ens coneixem de res…”, però la veritat és que va ser una estona molt agradable. Em va dir; “Ets el meu miracle europeu”, en referència a la meva manera de posar la veu. N’estic orgullós.

Personalment, com creus que ha evolucionat el món de la televisió, del cinema i del teatre a Catalunya? Millor, pitjor, no comment?…

Home, ha anat a millor! La veritat és que ha canviat molt tot plegat. Quan vaig començar, ja t’ho he dit, érem quatre gats… millor dit: quatre il·luminats!! Sempre érem els mateixos, fent teatre o televisió. No existia ni TV3: és més, la vaig inaugurar jo! Així que imagina’t si n’hi havia, de coses a fer! Ara és diferent, la cultura és a l’abast de tothom i hi ha molts canals que ho fan possible. I ara tothom vol ser actor i a les escoles de teatre hi ha cua per fer la inscripció. Avui és molt més difícil aconseguir ser actor, però abans, no gens. Els pocs que ens agradava aquest món, ens apuntavem al grup amateur del poble i feiem els pastorets com a gran espectacle. I els que érem mitjanament bons, a fer teatre a Barcelona. Però compte: hi havia la censura! Vull dir, que no és que no hi hagués ningú fent teatre, sinó que, a sobre de ser pocs, algunes obres estaven censurades pel règim franquista. Per tant, a vegades el més difícil era poder portar a terme una actuació. Això sí, recordo aquells temps amb molt de carinyo, perquè ens ho passàvem teta. Hi havia dies que ens amagàvem dels grisos, perquè no ens descobrissin assajant obres de teatre en català!

Afirmes que Catalunya és una terra preciosa, però que la seva gent és dura. Per què?

Perquè culturalment som un poble que té un alt nivell intel·lectual i això comporta que el nostre públic és molt exigent. Per tant, ens hem d’esforçar al màxim. Però això és bo, perquè que hem format una professió de qualitat i amb grans artistes.

De la teva família, només el teu fill Roger es dedica al món de la interpretació. Tens algun nét que ja “apunti maneres”?

Els néts, tots des de ben petits, apunten maneres. són molt pallassets! De moment, en tinc tres, i tot i que els agrada ser el centre d’atenció i saludar quan acaben el poema de Nadal (jejeje), crec que cap dels tres seguirà els meus passos: són molt esportistes!

La teva dona Mery ha hagut de tenir molta paciència durant tots aquest anys de vida professional? La vida de l’actor no té horaris…

La Mery és una santa! Home, aquesta professió és difícil, perquè mai no saps quan vindrà la feina, ni com serà i has d’estar disponible les vint-i-quatre hores. Això vol dir que és una professió que et priva de fer certes coses. Però jo gaudeixo tant actuant, que per a mi això no són sacrificis, sinó part del meu ofici. Potser l’únic sacrifici que he hagut de fer per donar la talla en aquest món és haver estat una mica allunyat dels meus fills quan eren petits. Jo era tot el dia fora treballant: els matins feia doblatge i a les tardes anava a fer teatre. Però tot i així, gràcies a la meva dona, que sempre ha posat l’equilibri a casa, som una família unida i els caps de setmana sempre els he dedicat a ells. Que sis fills no són pocs!

Per què ha valgut la pena tots aquests anys de professió que encara continuen?

La veritat, sempre penso que el que més m’ha agradat i satisfet d’aquesta professió, i de la meva carrera en particular, és poder fer feliç a la gent i poder arrencar-los un somriure. Crec que és una sensació màgica. Ja se sap, l’únic moment que ens oblidem de tot en aquesta vida és quan riem!

 Com t’imagines el futur dels teus fills i néts?

Bé, més aviat el dels meu néts, perquè el dels meus fills ja està molt avançat. El petit en té 29! Un és actor, com tothom sap. Dels altres, en tinc un d’emprenedor, que viu a la Xina fent comerç, un altre que és polític i un que fins i tot és físic… Qui m’ho havia de dir! Els néts, de moment, mentre siguin feliços ja és molt per mi. Encara són molt petits.

 Fotografies cortesia de Joan Pera

Anuncios

Pepe Mediavilla, alter ego de Morgan Freeman

“El actor de doblaje nace, pero luego se tiene que hacer”

Pepe 2

Por Pepe Mediavilla, quizás mucha gente no sepa de quién estamos hablando. Pero si decimos que es la persona que dobla la voz del famoso actor Morgan Freeman, la cosa cambia. Pepe nació en Barcelona en 1940 y lleva más de 50 años en este mundillo, desde 1957, nada más y nada menos. Empezó en Radio Barcelona colaborando con recordados y célebre locutores de radio como Salvador Escamilla. Sus 2 hijos han seguido sus mismos pasos. Su hija Núria es actualmente, una reconocida locutora publicitaria y actriz de doblaje que interpreta la voz de actrices como Cameron Díaz y Angelina Jolie.

Actualmente sigue en activo doblando al célebre Freeman y también su voz se presta ocasionalmente en algún spot publicitario de TV. Una de sus grandes aficiones es la poesía, que interpreta de modo soberbio con su marcado y característico timbre.


Pepe, ¿cómo te iniciastes en el mundo de la locución y el doblaje?

Hacia el año 1957, me presenté a una prueba en una emisora de radio importante de Barcelona que solicitaban actores para su cuadro escénico, me presenté y me aceptaron. Allí estuve hasta que en 1963, un actor importante de doblaje, Luis Posada Mendoza, me proporcionó una prueba en una empresa de Barcelona, La Voz de España. Me presenté y también me aprobaron. A la semana siguiente empecé a doblar, papeles muy cortos y sin relevancia, pero con toda mi ilusión fui esforzándome y aprendiendo de los grandes maestros de aquella época, que fueron en realidad quienes me enseñaron a doblar. Han pasado cincuenta años y han valido la pena. He trabajado mucho, ¡llevo dobladas unas 2.700 películas! Para dedicarme exclusivamente al doblaje lo dejé todo, con el riesgo que tenía hacerlo sin ser nadie, pero repito que mis compañeros y amigos me apoyaron al ver mis ganas y mi ilusión y a ellos debo agradecerles estar donde estoy. Sin ellos, no habría sido nada.

¿Cuál fue la primera película que doblaste? Qué recuerdos tienes de ella?

No recuerdo el título, porque mi personaje decía una o dos frases. Lo que si recuerdo es la prueba. Llegué al estudio sin saber que era el doblaje y sin haber estado en una sala nunca y sin conocer a las grandes voces, solo de escucharlas. Recuerdo que antes de la prueba estaba en el atril el gran actor de doblaje Rogelio Hernández, doblando un take, y me dijeron que me fijara, porque luego tendría que hacerlo yo. Yo estaba temblando. Pero muy atendo me aprendí el diálogo mentalmente y cuando Rogelio terminó, me tocó el turno. Me llené de valor y dije el texto. A la semana siguiente, empecé mi primer doblaje. Como he dicho antes, solamente dos o tres frases, pero me pareció El Quijote entero. Salí de allí tan contento, que decidí dejarlo todo por el doblaje.

El actor de doblaje, ¿nace o se hace?

El actor de doblaje nace, pero luego se tiene que hacer. Debe tener una ilusión enorme y no importarle los malos momentos, que también hay. Por otra parte, no debe creerse nunca una gran figura, no debe importarle hacer papeles secundarios durante años, que son de los que más aprendes, porque son los más difíciles. Debe amar su profesión, porque del amor hacia lo que realizas sale lo que llevas dentro, y si sabes aprovecharlo, tienes éxito seguro. Debe tratar de aprender de todos y cada uno de sus compañeros, pues cada uno interpreta de una forma diferente. Un poco de éste y un poco del otro, de esta forma se aprenden los tonos adecuados en los momentos precisos. Nada es fácil, sobre todo hacerlo bien. A mi todavía me resulta muy difícil y cada día trato de seguir aprendiendo de mis nuevos compañeros.

Cuéntanos qué actores, los más relevantes, has doblado hasta el momento.

De España, solamente he doblado como actor relevante a Paco Rabal en tres películas. Los actores extranjeros son innumerables. Casi todos secundarios, pequeños, grandes y enormes. Por decir algunos: Morgan Freeman en casi todas sus películas, Ian Makellen (Gandalf), y muchos otros de los que no sé escribir sus nombres. Me cuesta recordarlos, por que son tantos que mi memoria ya no los retiene. Eso sí, suelo doblar a actores de estatura robusta, principalmente negros, policías rudos, abuelos…

¿Hasta qué punto el doblaje era (y es) un coto cerrado? ¿Trabajabas solo si te dejaban trabajar?

El doblaje, puedo certificarlo, nunca ha sido un coto cerrado, ni una mafia, como se ha dicho. Todos los que han conseguido entrar, lo han hecho después de superar una prueba, dura quizás, pero una prueba al fin y al cabo. Luego, en muchos casos, ha sucedido que tras superar la prueba, no han tenido paciencia suficiente para esperar su oportunidad. Los repartos los hacen los directores y éstos, como han visto la película y conocen las voces que necesitan, saben escoger al actor ideal. No voy a decir que en alguna ocasión no se equivoquen, pero adrede no. El director no se “casa” con nadie.

durante una sesión de doblaje
durante una sesión de doblaje

¿Cómo ha evolucionado en estos 50 años de profesión la labor del actor de doblaje?

Yo diría que ha evolucionado mucho. Técnicamente, el cambio ha sido muy grande, la maquinaria, las mezclas. De trabajar en el atril tres o cuatro actores/actrices con solo un micro, y arreglártelas para entrar en el momento que te tocaba hablar y que además se entendiera bien el dialogo, hasta la actualidad en que cada actor/actriz, va en una banda de sonido aparte y graba solo. Para mi, hemos perdido el calor del atril en los diálogos. Ahora hay que estar mucho más atento para que el diálogo entre los que graban en banda aparte, coincidan de sentido, tono, volumen, etc. Antes, todo era más sencillo. Ahora, lo encuentro mas difícil. Al final, la experiencia manda y todo sale bien. Años atrás existían actores/actrices muy buenos. Ahora también. Pero si no existieran tantas prisas y no se hablara tan rápido, iríamos mejor. Hoy puede suceder que a muchos actores no se les entiendan los finales de algunas frases y esto molesta, porque te puedes perder algo importante de la película. Antes era obligatorio que se entendieran perfectamente los dialogos, también se timbraba mejor, sin necesidad de levantar el volumen de voz.

¿Coleccionas anécdotas?

Recuerdo una: yo acostumbraba a ir a una cafetería situada en la Plaza Cataluña de Barcelona. Allí, por las tardes, se reunían todos los actores/actrices de teatro, cine, radio y doblaje. Un día, estando yo allí, entró Felipe Peña, una de las glorias de aquella época, como director y como actor. Me acerqué, muy sumiso porque hacía poco tiempo que trabajaba, y le pregunté lo clásico del aprendiz al maestro: “Sr. Peña -le dije- me gustaría que me dijera como estoy realizando mi trabajo”, a lo que me contestó: “Sr. Mediavilla, usted nunca doblará a un protagonista, pero por su ilusión, ganas y timbre de voz, se inchará a doblar películas”. Tenía toda la razón del mundo.

Morgan_Freeman

¿Qué supone para tí, doblar a un actor como Morgan Freeman?

Tuve la suerte de que un día me lo propusieron y, a partir de entonces, le he interpretado en casi todas sus películas. Dicen que mi voz le va perfectamente a su cara, a su forma de actuar. Eso, con el tiempo, se adquiere fijándote en él. Para mi, es uno de los mejores actores que hay en la actualidad. Tiene el reconocimiento de todo el mundo y nadie olvida su nombre. Es un orgullo enorme para mi poder doblar su voz. Sin conocerle personalmente, le tengo un gran cariño y respeto. Además, he aprendido mucho de él y gracias a él mi carrera ha dado un salto enorme. Siempre se lo agradeceré, le llegue a conocer un día o no. Le admiro, le quiero y le respeto muchísimo.

Redescubriendo la película de Joan Bosch i Palau, “El Castigador” (1965)

Redescubriendo El Castigador

Cassen en el papel de "Alejandro" y Patricia Lorán interpretando a "Anita"
Cassen en el papel de “Alejandro” y Patricia Lorán interpretando a “Anita”

Sinopsis

En una familia venida a menos económicamente (Durán de Samaniego), entra a servir una criada muy joven llamada Anita. La familia Durán de Samaniego está formada por la Señora Eugenia y su hijo Alejandro, un señorito de 37 años que sólo piensa en mujeres y que está comprometido con Merceditas, la hija del pastelero del pueblo que cuenta con un buen potencial económico.

Cassen, Patricia Lorán y Ana María Noé.
Cassen, Patricia Lorán y Ana María Noé.

La nueva asistenta, que pronto cumplirá 20 años, será de la que se enamore el protagonista, Alejandro (interpretado por el actor cómico Cassen), dejándola embarazada. El tío de Anita, Cosme, se toma la justicia por su mano y obliga a Alejandro a casarse con su sobrina para salvar el honor. Merceditas, dolida y abandonada, se vengará.

Crítica

La película El Castigador, que fue rodada entre noviembre y diciembre de 1965, contó con un presupuesto de poco más de dos millones de pesetas (según el director del film Joan Bosch). Por una serie de circunstancias que más adelante comentaremos, pasó sin demasiada pena ni demasiada gloria por las salas de cine de Madrid y Barcelona. En Madrid la película se estrenó en febrero de 1966 y en Barcelona en julio del mismo año. Joan Bosch, cansado de hacer películas de playa, opta por hacer un largometraje al estilo de las tragicomedias italianas de la época aunque si uno ve con detenimiento la película, ésta tiene mucho más de drama que de comedia. Nos encontramos con una historia bastante original y en parte, basada en hechos reales, además de ser poco conocida por el público ya que nunca se ha llegado a editar ni en vídeo ni en DVD.

Ana María Noé.
Ana María Noé.

Los actores principales

Tenemos como principal protagonista al popular cómico y actor Castro Sendra, Cassen (fallecido en 1991). Para Cassen, sólo supone un papel más dentro de su carrera cinematográfica, aunque según el director del film es su mejor interpretación después de rodar Plácido, de Luis García Berlanga. También contamos con la soberbia interpretación de la veterana actriz Ana María Noé en el papel de la Señora Eugenia, que vive solo de cara a la galería y en guardar las apariencias.

Por otro lado este largometraje supone el debut, como actriz principal, de Patricia Lorán que demuestra una madurez interpretativa bastante sólida. En un artículo publicado en la edición del 28 de mayo de 1966 de El Mundo Deportivo, el crítico de cine Lucas Cot definía así a Patricia Lorán (cuyo nombre real es Encarnación García):

 “La Lorán va por el camino de convertirse en la actriz más destacada del actual cine español. Ella es el valor más firme que ha dado nuestro cine en mucho tiempo. En realidad, Patricia Lorán se llama Encarnita García y es andaluza, de Granada. Tiene 19 años y un brillante porvenir ante sí. Patricia ha estudiado arte dramático en la escuela de actores de Fernando Espona, y posee tres cursos de psicología”.

Posteriormente, Encarnación García protagonizaría diversas películas dirigidas por el director de cine José Luis Madrid (fallecido en 1999), como Jack, el Destripador de Londres, El Vampiro de la autopista, interpretando su último papel en 1974 con Siete Chacales.

Merceditas (Coralina Colom) con el párroco del pueblo
Merceditas (Coralina Colom) con el párroco del pueblo

Finalmente, El Castigador supone el debut de la actriz teatral Coralina Colom en el papel de Merceditas, que sólo intervendría en esta película dentro de su carrera como actriz. Cabe destacar el papel que desarrolla Coralina, con una interpretación en que se deja descubrir que procede de la escena teatral. Su elegancia y clase innata se reflejan con naturalidad dentro de su interpretación como Merceditas, un hecho quizás poco reconocido por los críticos de cine de la época. Actualmente, Coralina Colom es pedagoga e investigadora de la voz hablada enfocada para actores en el Institut del Teatre de Barcelona.

Triángulo amoroso: Merceditas, Anita y Alejandro

La película, que contiene algunas escenas pícaras e incluso sensuales sorteando la censura de la época, muestra como Alejandro es un castigador nato capaz de enamorar a dos mujeres tan distintas: Anita, la sirvienta bella y pobre, y Merceditas que sólo vive para guardar las apariencias. Cuesta creer que un actor como Cassen pueda enamorar a dos mujeres jóvenes y atractivas. Sin duda se echa en falta la figura de un auténtico galán.

Patricia Lorán y Cassen en la escena que ilustra el cartel de 1966 del estreno de "El Castigador"
Patricia Lorán y Cassen en la escena que ilustra el cartel de 1966 del estreno de “El Castigador”

La película y su contexto histórico-social

Las escenas de El Castigador fueron rodadas en diferentes localidades de la geografía catalana como Llardecans (Lleida), El Prat de Llobregat, La Roca, Caldes de Montbui y Sant Baldiri, en la provincia de Barcelona.

Por desgracia, su estreno no duró mucho en la cartelera porque quizás le faltó acierto a la hora de su estreno y no se hizo suficiente promoción de ella. Digamos que le faltó un buen plan de marketing que, en aquella época, seguramente era una materia muy poco conocida y desarrollada dentro del cine español.

A finales de 1965 y en pleno régimen franquista, se empezaba una tímida pero real apertura de la censura. Estrenada a mediados del 66, unos meses más tarde empezaría un cambio conceptual en la sociedad occidental y también (pero en menor medida), en la española. Sin embargo en el film todavía no ha llegado nada de esto ni se ve el más mínimo indicio de ello. Los estereotipos y las tradiciones “milenarias”, como salvar el honor, siguen estando por encima de todo.

fragmento de “El Castigador” en You Tube:

http://www.youtube.com/watch?v=ZdqwHK3kXqs

Barcelona, a 26 de febrero de 2010.


Los inicios del Marketing Musical: Los Beatles, actores en la década de los 60

En los Alpes durante el rodaje de “Help!”

Muchos de nosotros recordaremos haber visto en televisión, video o en You Tube alguna película del cuarteto más famoso de la historia del Rock y del Pop: The Beatles.

Des de 1964 a 1969 el grupo británico protagonizó cinco películas para promocionar sus canciones y, en definitiva, para hacerse aún más populares mundialmente, cosa ya difícil de por sí. Siguiendo la estela de Elvis Presley, empezaron en 1964 de la mano del director de cine Richard Lester con el film, en blanco y negro, A Hard Day’s Night; título del mismo LP que publicaron ese mismo año y que supondrá la consolidación mundial del grupo de Liverpool. En esta película, nuestros melenudos actúan con un marcado acento de “teatro de lo absurdo” dando lugar a escenas cómicas y absurdas.

Para el siguiente largometraje (Help!), el manager de los Beatles, Brian Epstein, ya contaba con más presupuesto. Se rodó en color y en diferentes puntos de Europa y América; empezando por Londres, pasando por los alpes austríacos y terminando en las Bahamas. En Help!, nuestros protagonistas vuelven hacer gala de sus dotes artísticas dentro la interpretación absurda que venían realizando en en la primera película.

Llegamos a finales de verano de 1967, con la triste noticia de la muerte de Epstein por sobredosis de barbitúricos, según fuentes oficiales de la época. El cuarteto, huérfano de su manager, ha dejado de hacer giras y actuaciones en directo desde su última aparición en concierto en el Clandestick Park de San Francisco a finales de agosto de 1966.
Pero a mediados de septiembre de ese año, nuestros muchachos deciden dirigir y rodar un cortometraje que apenas llega a los 55 minutos de duración y que recibe el nombre de Magical Mystery Tour, para promocionar su EP con el mismo nombre. Este proyecto resultó ser una mezcla de experimento de cine casero, con una atmósfera psicodélica y surrealista muy acorde con la época. La película se estrenó en la cadena pública británica BBC, generando numerosas críticas negativas por parte de numerosos periódicos británicos.

The Beatles en 1967, durante el rodaje de “Magical Mystery Tour”

1968, año del comienzo del final de los Beatles. Aún así, publican el famoso White Album y se estrena la película de dibujos animados Yellow Submarine: otra vez, se toma otro título de una canción del álbum Revolver editado en 1966. La película es 100 % psicodélica y nos muestra a los Beatles encarnados en dibujos animados de la mano del productor Al Brodax y se considera una obra maestra del cine animado de la época y el pasado mes de mayo se editó, en una versión restaurada digitalmente, en DVD y Blue-Ray.

Con Let It Be, película-documental filmada durante el mes de enero de 1969, sobre cómo se realizó el último disco publicado de la banda, el grupo cierra sus apariciones como “artistas de cine”. Como hecho curioso, en 1971 el grupo consigue, digamos a título póstumo, un Óscar a la mejor banda sonora de la Academia de Cine de Hollywood. El premio fue recogido por McCartney y su esposa Linda Eastman.

Barcelona, 16 de julio de 2012.

Os dejo con The Night Before que intrepreta la banda de Liverpool en la campiña inglesa durante el film Help!

Breve conversación con la actriz Nieves Navarro (Susan Scott)

Nieves Navarro en su domicilio particular, el pasado mes de noviembre de 2011

Más conocida como Susan Scott, Nieves Navarro García nació en Almería pero pronto se fue a vivir a Barcelona, donde empezó su carrera como modelo y actriz. No tiene hijos y está casada con el director de cine italiano Luciano Ercoli. Actualmente viven muy cerca del Palau de la Música Catalana de la ciudad condal. Nieves sigue conservando ese atractivo y elegancia innata que la ayudó en su carrera como actriz y modelo. A continuación, os muestro una pequeña conversación que tuve con ella en su domicilio particular el pasado mes de noviembre de 2011.

Nieves, ¿Cómo empezaste en el mundo del cine?

Mi primera aparición en una película fue en el film Totó de Arabia en 1964 y producida por los Hermanos Balcázar. Pero fue una consecuencia de haber empezado como modelo en Barcelona apareciendo en anuncios de televisión y pasarelas de alta costura con diseños de Pertegaz, Santa Eulalia y Asunción Bastida. Pero no tenía formación como actriz, solo me hicieron una prueba y conseguí el papel.

¿Y en películas del género denominado “spaghetti-western”?
Trabajé en Una Pistola para Ringo (1965) pero poco después empecé con películas del género “giallo”, (policíacas) y más adelante de temática erótica pero porque tenía que comer, y entonces no podías elegir. Si hubiera tenido la posibilidad de no hacerlas, no hubiera aceptado trabajar en ellas. Pero sinceramente, no me acuerdo mucho de estas películas porque realmente no tengo buena memoria. Ya en los 80, me ofrecían papeles que no me interesaban y al final de esta década dejé de hacer películas.

Monstrando un premio cinematográfico recibido en 1972

¿Qué diferencias ves entre los actores de ahora respecto con los que trabajaste y conociste en los 60 y 70?
Para mí era un referente José Luis López Vázquez, pero tenía que hacer todo tipo de películas para poder seguir en este mundo del cine. Actualmente, no veo diferencias. Los buenos actores siempre han existido ahora y hace 70 años. Ahora, sin embargo, los actores pueden renunciar al cine que hacíamos en aquella época de temática cómica y a la vez estúpida.

¿Por qué el cine español se considera tan malo ahora y también antes?
Entonces habían dos o tres directores buenos y ahora también. Pero hay el tema de las subvenciones, que hay películas que no se debería hacer, y se financian por amiguismo. Para mi eran directores de referencia, y siguen siéndolo, Berlanga y Carlos Saura. Nunca he amado el cine español, siempre me he inclinado más por cineastas italianos como Fellini. Él iba a las tabernas a buscar a los actores porque le importaba la cara del actor, más que su experiencia como tal.
¿Qué película consideras que ha sido la mejor donde has trabajado?
Para mí, la mejor sin duda: El halcón y la presa del año 1966.
¿Y la peor..?
…….
¿Cómo ves el panorama del cine español de ahora?
Yo creo que faltan buenos guionistas y un buen director. Pero el guión tiene que ser bueno, porque sino…No hay manera…O quizás es que se nos están acabando las ideas.

¿Qué crees que te ha aportado el cine?
Pues mira, me ha aportado el conocer mucha gente; simpática, humana. El equipo de cada película es como una gran familia, porque estás mucho tiempo conviviendo con ella. Y también por la precariedad que tiene este tipo de trabajo, eso une mucho.

fotograma de una de sus películas

Patricia Lorán: una actriz olvidada por el cine español

Patricia Lorán en "Muerte en Primavera" dirigida por M. I. Bonns en 1965
Patricia Lorán en “Muerte en Primavera” dirigida por Miguel Iglesias Bonns en 1965, que gentilmente me ha cedido esta foto.

 Rememorando el cine que se rodaba en España hace 40 años, me gustaría recordar la figura de una actriz que participó durante casi 10 años en diversos largometrajes del cine español desde 1965 a 1974, y que nunca ha tenido ningún tipo de reconocimiento público a su trayectoria como actriz del cine de aquella época: Estoy hablando de Patricia Lorán, cuyo nombre real es Encarnación García García, nacida en Granada en diciembre de 1946.

Inicios

Su carrera dentro del mundo del séptimo arte comienza a mediados de la década de los 60 cuando se traslada con sus padres a Barcelona y donde en 1965, entra en la escuela de actores “Fernando Espona y Julio Coll” para formarse como actriz, (coincidiendo con la conocida actriz y presentadora de TV, Silvia Tortosa). Ese mismo año ya participa en las películas Tumba para un forajido, Muerte en Primavera y El Castigador en la que debuta como protagonista con una gran calidad interpretativa según el propio director del film, Joan Bosch. En 1966 se incorpora al cast de la película Su Nombre es Daphne rodada y dirigida por Germán Lorente en Sant Feliu de Guíxols, (Girona) y en 1967 participa en el film Amor en el Aire, protagonizada por Rocío Dúrcal.

Principios de los 70

Patricia Lorán en Barcelona, 1965 (fotografía cedida por Francisco Reig)

A partir de 1970 participa en películas de terror como El Vampiro de la Autopista, Jack, el Destripador de Londres y Los Crímenes de Petiot, dirigidas por José Luis Madrid de la Viña, (1933-1999).
Su última aparación en la gran pantalla fue en el largometraje Siete Chacales en 1974, también dirigido por José Luis Madrid. En la actualidad Encarna García tiene 66 años, reside en el municipio granadino de “Los Peligros” y está casado pero no ha tenido hijos.

En palabras de Francisco Reig Riera, actor secundario que trabajó con ella en dos films: “Patricia Lorán además de un bellezón de mujer (Germán Lorente, el director de Su nombre es Daphne, la llamaba la Claudia española, por su semejanza con la por entonces esplendorosa star Claudia Cardinale), es una de las actrices más vivenciales e intuitivas del cine español de su época. Una verdadera lástima que no se le haya dado más difusión y un mayor aprovechamiento a su carrera. Actrices muy por debajo de su nivel interpretativo y físico, ya que poseía una belleza latina radiante, de gran impacto, han alcanzado mayor proyección y reconocimiento que ella hasta el momento. Sería hora de hacer justicia a Patricia Lorán y colocar en un lugar privilegiado en la historia del cine español de los dorados 60”.

Barcelona, 27 de diciembre de 2012.

Aparición de Patricia Lorán en El Mundo Deportivo y crítica de la película El Castigador
https://jptorrents.wordpress.com/2010/07/14/el-critico-de-cine-una-vertiente-del-periodismo-especializado-via-comunicacion-y-protocolo

http://hemeroteca.elmundodeportivo.es/preview/1966/05/28/pagina-7/941207/pdf.html